viernes, 4 de septiembre de 2015

Cómo conservar al vacío al estilo tradicional

Para que el alimento se conserve correctamente es necesario esterilizar previamente los recipientes


Desde la antigüedad se han buscado formas de proteger los alimentos para prolongar su vida útil, poder transportarlos y utilizarlos en estaciones del año en las que no suelen estar disponibles. Hoy os traigo, de la mano de yocomobien unos consejos para envasar correctamente conservas al vacío al estilo tradicional.

Es importante tener en cuenta lo siguiente:
·        Los botes que utilices deben ser de cristal con tapadera metálica de rosca, por ejemplo: los típicos botes de las mermeladas, alubias, garbanzos cocidos, etc…
·        La tapa no debe contener restos de óxido.
·        Los alimentos deben estar frescos o cocinados, pero siempre en buen estado.

Para hacer el vacío a un bote de conserva, el proceso es el siguiente:
·        Esterilizar los botes y tapas (separados), para ello introducirlos (vacíos) al baño maría. Después sécalos bien.
·        Introduce en los botes el producto que quieras conservar (sin llenar hasta arriba, dejando aproximadamente 1 cm vacío).
·        Cierra bien los botes con su tapa.
·        Introduce los botes en una olla llena de agua, de tal manera que los botes queden totalmente cubiertos con el agua.
·        Hervir y mantener en ebullición durante 20 minutos.
·        Después aparta la olla del fuego y deja que los botes de conservas se enfríen.
·        Cuando el agua esté  fría, saca los botes de ella y guardarlos.

También existe otra forma de conseguir el vacío, es más rápida y sencilla que la anterior, para ello:
·        Se llenan los botes con el alimento (en caliente) que se desee y se tapa bien.
·        Se les dan la vuelta, de tal manera que la tapa del bote esté en contacto con la mesa y se dejan en esa posición durante 24 horas. Transcurrido ese tiempo se colocan en posición normal y están listos para guardar.

Con estos procesos conseguirás ralentizar la alteración de los alimentos, lo que permite alargar su vida útil y, por otro, impedir el desarrollo de agentes biológicos (bacterias, virus, parásitos) que pueden ser perjudiciales para nuestra salud, por lo que los productos son más seguros.

Hay que recordar que si en el momento del consumo se detecta que el alimento puede estar en mal estado por algún defecto en el envasado, no se debe poner en riesgo la salud y se debe evitar consumirlo.

Se puede comer bien, ¡y en conserva! ¿Te animas?

2 comentarios:

MásQueRopa dijo...

Uyyy me lo apunto

Aydita dijo...

Me encanta esta técnica!
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...